Visto: 312
Comentarios: 1

Lajas de Platanito, un lugar para repartir solidaridad

Lindas páginas continúan escribiendo los miembros de la Federación de Radioaficionados de Cuba (FRC). Esta vez, muy específicamente en la guantanamera, protagonizada por Erik Romero Fernández (CL8MKG), quien en compañía de un aspirante a radioaficionado, de alias Kiki, realizaron una labor digna de destacar.

Según Azael Milanés Serrano (CM8AMS), presidente del Radio Club Guantánamo, y colaborador del Sistema Informativo, todo ocurrió en la localidad de Lajas, perteneciente a las serranías del municipio de Manuel Tames Guerra, donde nuestros miembros dieron un Si por Cuba durante el Referendo Constitucional.


Luego de largas horas de marcha por caminos totalmente inhóspitos, llegaron al lugar conocido como Lajas de Platanito y sin perder tiempo comenzaron las labores de instalación de la Estación de radio, en la Banda 2 metros, para garantizar las comunicaciones en la escuelita rural “Alfredo M. Aguayo Sánchez” de la localidad, lugar muy montañoso y totalmente desconocido para estos jóvenes.


En este lugar estaba afectado el servicio eléctrico por problemas con los Paneles Solares, las baterías estaban descargadas y la televisión tampoco funcionaba, según informaron los lugareños.

Dicha información devino en una orden de reparación para nuestros colegas, que fueron previsores, pues pusieron en sus mochilas de viaje todo lo que les pudiera hacer falta y por tanto estaban preparados para solucionar cualquier situación. Herramientas en mano no esperaron más y respondieron al llamado.

En tiempo récord repararon la televisión, serviciaron las baterías, dieron mantenimiento a los paneles solares, repararon la lámpara y pusieron en alta todo el sistema en muy poco tiempo. Al ver las señales de la televisión recibidas por su equipo, la alegría de los que allí se encontraban fue inmensa.

Pero eso no fue todo, al poco tiempo algunos pobladores cercanos llevaron algunos quipos con roturas leves,  por lo que sin dejar de atender la tarea entre partes informativos y reparaciones trascurrió el día.

La solidaridad y la amistad son parte del Código de Ética del radioaficionado cubano. Estos miembros de la FRC en Guantánamo sin ánimo de lucro sirvieron con beneplácito, y recibieron a cambio la inmensa palabra GRACIAS, que los hicieron sentir tan grandes como el Pico Turquino, sin vanagloria de otro pago, porque como dijera nuestro Comandante en Jefe  Fidel Castro Ruz “Toda la gloria del mundo, cabe en un grano de maíz”.

Los jóvenes también recibieron una magnífica atención logística de parte de Omar, uno de los vecinos, quien colaboró y también agradeció el trabajo. Recibieron invitación a visitarlos con posterioridad.

Estos cacharreros, Romero y Kiki, realizaron el aseguramiento a las comunicaciones con un equipo HYT TM 610, una antena Yagi de seis elementos, y un “portable” con los cuales mantuvieron comunicaciones con la zona de La Novilla, La Tagua y sirvieron de enlace a otras Estaciones en simplex, lo que demostró que para los radioaficionados ya nada es imposible, cuando de comunicación se trata.

Lajas no solo fue un lugar que tuvo a los radioaficionados como única alternativa para las comunicaciones, sino para compartir y repartir solidaridad.


Lic. Nora Rodríguez Rodríguez (CO8NRR)
Coordinadora Sistema Informativo FRC
Filial Guantánamo
Diseño Gráfico: Oscar Hernández (CM7OHM)

Se han publicado 1 comentario

  • (co6vv) Vladimir Tapanes Cruz

    Una felicitación a los amigos que realizaron ese trabajo, gracias por lo que me toca de cubano, y seguramente el agradecimiento de los vecinos, solo que sería bueno que esa situación se le comunicara también al órgano de gobierno que corresponde exigir porque la entidad que le toca arreglar o mantener de alta esos medios lo haga como debe ser, eso es hacer revolución.