Visto: 173
Comentarios: 6

La solidaridad humana en la radioafición capitalina

Algo que por cotidiano a veces no se conoce, pero que enaltece a los miembros de la organización y fortalece su sentido de pertenencia.
 
Lo que ocurrió en fecha reciente en La Habana, durante la búsqueda de un medicamento para un niño diagnosticado con una delicada condición cerebral, es una muestra de cómo los  radioaficionados cubanos, y en general los de todas partes del mundo, participan en acciones de mucha emergencia que posibilitan la salvaguarda de la vida de cientos de personas.
 
Son las 9:00 de la noche y los colegas de La Habana están atentos y a la espera del comienzo del habitual Boletín Radial “Encuentro Capitalino”, evento informativo que se efectúa por la frecuencia de la Estación Repetidora que opera en los 145.190 MHz; cuando de momento, la voz grave y bien conocida de Roberto Ferro (CO2SOL), irrumpe en el éter y desencadena la siguiente alarma:
 
“Atención, atención, esta es la CO2SOL, con QRA Roberto Ferro, trasmitiendo desde el municipio de Regla, con una información urgente y muy importante”…
“OK Ferro, adelante con la información, esta es la CL2DDR, que te escucha y queda atento”…
“Buenas noches Ferro, por aquí la CM2HY, que también está a la escucha, adelante”…
“Correcto, reitero, trasmite CO2SOL, para solicitar ayuda de emergencia; se trata del hijo del colega Yuniel (CL2YGD); el niño padece de una enfermedad cerebral con otras patologías asociadas y está necesitando de la búsqueda urgente de un medicamento que consume habitualmente y que en este momento está en falta, se llama Valproato de Sodio de 500 milígramos, y reitero, es vital para la estabilidad de la salud de este infante. Si alguna persona puede conseguir, aunque sea una tableta, le trasmito número de teléfono y dirección del padre, para su rápida entrega. Trasmitió: CO2SOL”…
“OK, Ferro copiado, por aquí trasmite CO2BK, con QRA Luis Enrique, desde Alamar, Habana del Este, para comunicarte que tengo en mi poder una caja con 30 tabletas de ese medicamento, que es del mismo que usa mi hijo, que padece de similares trastornos de salud. Te trasmito inmediatamente mi número de teléfono y dirección para que puedan recoger inmediatamente el medicamento”…
“Permiso colegas, es CO2VC, con QRA Vladimir Cirovich Iglesias, trasmitiendo desde Lawton, para comunicarle a CO2BK y a CL2YGD, que ahora mismo, cuando tenga las respectivas direcciones de ambos, salgo inmediatamente en mi vehículo particular a recoger el medicamento en Alamar y entregarlo a Yuniel en el Reparto Eléctrico de Arroyo Naranjo”…
“Correcto, copiado; es CO2SOL, que agradece en nombre de todos nuestros colegas, la rápida y efectiva actitud para responder a esta solicitud de ayuda, la cual contribuye a la salvaguarda de la vida de un niño. Señaló que estas cosas son las que multiplican mi orgullo de pertenecer a la organización de los radioaficionados…en verdad no tengo más que decir, me siento muy emocionado; gracias a todos y buenas noches, de CO2SOL”…
 
Hasta aquí los diálogos iniciales que desencadenaron la alarma. Las últimas palabras de Roberto Ferro, un recio y muy serio hombre al cual conozco personalmente, se escucharon quebradas por la emoción, diría que su voz terminó muy cercana a la frontera de las lágrimas emocionadas y agradecidas, que se presentan en situaciones muy tensas y de alto contenido humano.
 
Pero como señalé anteriormente, solo fue el principio del llamado para una “emergencia” de las que solo se convocan por la conciencia y el tradicional buen hacer de los radioaficionados. Porque el evento en su posterior desarrollo, siguió generando muestras de solidaridad y unidad entre nuestros colegas, veamos.
 
Durante el trayecto Víctor Cirovich (el ruso, como le llaman comúnmente a la CO2VC, desde Lawton hacia La Habana del Este, donde recogería el medicamento, su auto cayó en un hueco cercano a un lugar conocido como la Rotonda de Bahía, dañando una de las parrillas del vehículo que le obligó a continuar a muy baja velocidad.
 
Luego de recoger la medicina, el “Ruso” continuó viaje hacia Arroyo Naranjo, y nuevamente, cuando estaba ,muy cerca de la autopista Primer Anillo, su auto, en medio de una noche muy oscura, volvió a caer en otro hueco de esa vía, rompiendo una de las yantas, cuya goma quedó ponchada.
 
Al tratar de poner el repuesto, se dio cuenta de que el mismo estaba muy bajo de aire, por lo que solamente quedaban dos alternativas: como viajaba solo, no podía gestionar por sí mismo el llevar una goma hasta una ponchera, ya que no podía dejar el carro solo en ese lugar totalmente solitario, por lo que ya estaba preparado para esperar allí mismo el amanecer, para poder llevar el medicamento a su destino.
 
La otra alternativa fue la que finalmente dio frutos: se volvió a “auto-activar” una solidaria red de emergencias por la radio, en las que intervinieron varios colegas tratando de buscarle una solución. Fue entonces que apareció otro radioaficionado del municipio Arroyo Naranjo, Jesús Agustí, “Chuchi” ( CO2JAR), quien ya al filo de las 11:00 de la noche, puso su vehículo a disposición de la emergencia, recogiendo la goma en el lugar de la rotura, llevándola a una ponchera, luego ayudando para que el “Ruso” restaurara su vehículo y su recorrido, y finalmente cumplir con lo principal: la medicina necesaria para mantener la vitalidad de un niño, llegó a las manos de su padre; y una vez más, se puso a prueba la solidaridad, el humanismo y la capacidad para cumplir cualquier emergencia, para prestar el concurso de su ayuda ante cualquier situación.
 
Quizás ésta no sea una noticia nueva, por la cantidad infinita de veces que ha ocurrido; pero considero que el hecho descrito, ocurrido hace pocas horas en La Habana, tiene méritos para que al menos, los colegas que participaron en esta emergencia (menciono también a Raúl (CL2TE),  Ana (CM2ANA), Enrique (CM2EHA), Danilo (CM2DOY) y Hugo (CL2MRI), entre otros que trataron de ayudar, tengan el reconocimiento público del resto de sus compañeros.


 
Luis Enrique Estrada Hernández (CO2BK)
Coordinador Sistema Informativo FRC
Filial Habana.   

Se han publicado 6 comentarios

  • (cl8ghg) Gerardo Hernández Ramírez

    Esta muestra de solidaridad es un atributo de los radioaficiados. Felicitaciones a todos los que participaron. Lei una pregunta y quisiera saber si hay algun grupo de radioaficionados en todus.

    • (CO2BK) Luis Enrique Estrada Hernández

      Hola Gerardo; a la pregunta de si hay algún grupo de la FRC en ToDus le di respuesta al colega que la hizo; le expliqué que por mi parte, no conozco ningún grupo de radioaficionados creado en el ToDus; sí los hay en otras plataformas como Watsap, Telegram y Facebook, pero en ToDus no he visto ni se de ninguno.
      Saludos
      Luis Enrique CO2BK

  • (CO5XR) Reynaldo Javier Alonso Granados

    Un merecido reconocimiento a la solidaridad y humanismo profundo de estos colegas.
    Millones de ejemplos pudieran relatarse del altruismo y la solidaridad de los Radioaficionados en todo el mundo.

  • (CL5VY) Yania Pérez Ballesté

    Es principalmente por acciones como esta que me enorgullezco de ser radioaficionada. Cuando alguien me pregunta que objetivo tiene ser radioaficionada en la era de Internet y los celulares, lo primero de lo que les hablo es de experiencias así que he escuchado. Deberíamos darle mayor difusión a este tipo de hechos tan emotivos y solidarios que ocurren entre radioaficionados, siempre que las personas implicadas autoricen a que se publiquen.

  • (co2rod) Yaniel Rodríguez Rodríguez

    Por cosas como estas y otras más me siento orgulloso de pertenecer a esta linda afición, la solidaridad que nos une es im,emsa, Gracias a los que de verdad amamos este hobby.
    CO2ROD

  • (presidentemtz) Alejandro Ventosa

    La Solidaridad. La razón más hermosa de ser radioaficionado.
    CO5AY