Visto: 240
Comentarios: 1

El origen del "73" / Saludo

Aunque ya se ha escrito en múltiples ocasiones acerca de este tema, aún muchos de nuestros colegas no saben por qué nos saludamos con “73”, y se siguen interesando en los orígenes de estas y otras expresiones usadas a escala universal por los Radioaficionados. Tal es el caso del interés reiterado que despierta el conocer de dónde viene la tan tradicional expresión “73", sobre lo cual trataremos de explicar una vez más.

Actualmente uno de los acrónimos más usados en el hobby es el “73”, pero, ¿de dónde viene, cuál es el origen, cómo surge el “73” (saludo).

Una de las versiones a la que se le atribuye el origen de “73” como señal convencional del saludo telegrafista es una cena ofrecida a cierto personaje nombrado Andrew Carnegie, en su cumpleaños número 73 por la “Orden de Telegrafistas Militares”. La cena de referencia se dio el 27 de noviembre de 1908, y la señal se utilizó en el marco de su cumpleaños número 73. Sin embargo, hay quienes indican que el término era utilizado muchos años antes. He aquí algunas  de las otras teorías a las que se atribuye el uso de tan conocida expresión.

Reiteramos que el origen de 73 es todavía algo incierto, pero predomina la idea de que ya en 1870 los usuarios de telégrafos en Estados Unidos lo utilizaban; y así aparece en documentos de la época. Y como por entonces, casi todos los Radioaficionados hacían sus contactos en CW y se usaban abreviaturas, también adoptaron el 73 para finalizar sus contactos en fonía.

Autores de algunas publicaciones refieren que la primera explicación sobre el uso del “73” apareció en una edición de Spark Gap Times, que era el boletín de Club de Old Timers de USA (Club de los radioaficionados veteranos de Estados Unidos).

Otra de las versiones, la que para algunos sería la auténtica, es la citada en el “Telegraph and Telephone Age”, del 1 de junio de 1934, la que se desprende de una investigación sobre historias del telégrafo en 1859; el gremio de los telegrafistas celebró una convención y uno de los temas fue la deliberación sobre el ahorro de tiempo en la línea.

En esa ocasión un comité fue designado para elaborar un código destinado a reducir las expresiones estándar a símbolos o números. Dicho comité elaboró un código numérico, a partir de los números del 1 al 92. Seguidamente la empresa Western Union dio a conocer lo que finalmente llamaron Código 92 (92 Code), que era una lista de números del 1 al 92, cada uno de los cuales tenía un significado en los mensajes telegráficos.

En el citado Código, el 73 cambiaba su significado: de un simple saludo se transformó en un “Acepta mis cordiales. Con el tiempo la mayoría de estos símbolos quedaron obsoletos, otros cayeron en desuso casi total y sólo algunos se continúan utilizando hasta la fecha como es el caso de la que tal vez sea la más utilizado de las expresiones cradas, el “73”.

Pero continuando remontados un poco más en la época de los primeros usos de la conocida expresión, los estudiosos conocedores y escritores de esta historia fijan los orígenes -aún muy imprecisos- del “73” en los lejanos días cuando se usaba la telegrafía a través de líneas terrestres. Los inicios de la “expresión 73” pueden también encontrarse en algunas de las ediciones más antiguas de los códigos numéricos, y como aseguran algunos autores, “figurando en cada una de ellas con una acepción diferente, aunque todas ellas con una misma idea de fondo: indicar que se llegaba al final, o como la firma final del mensaje”.

En otras teorías sobre los orígenes del acrónimo, algunos acopiadores de estas historias refieren que el primer uso auténtico conocido del “73” fue en la publicación norteamericana “The National Telegraphic Review and Operators Guide”, (Revista Telegráfica Nacional y Guía de Operadores), salida a la luz por primera vez en el mes de Abril de 1857. Curiosamente en aquellos tiempos el “73” significaba "mi amor para ti"; y las sucesivas ediciones de la mencionada Revista siguieron haciendo el mismo uso de esta definición del término.

Los investigadores del tema refieren que más adelante, en uno de los eventos de la National Telegraph Convention (Convención Telegráfica Nacional), el significado del “numeral 73” fue cambiado del sentimiento tipo valentino a un vago signo de fraternalismo: de esta forma, el “73” se convirtió en un saludo, una palabra amiga entre operadores, y así fue utilizado en los tiempos sucesivos en lo todos los cables enviados.

Refieren los historiadores que “entre los años 1859 y 1900, los ya abundantes manuales de telegrafía editados en esa época reflejaron una serie de variantes de este significado. Por ejemplo, el Dodge´s The Telegraph Instructor (Dodge, El Instructor Telegráfico) lo mostraba simplemente como "saludos", mientras que The Twentieth Century Manual of Railways and Commercial Telegraphy (El Manual de Ferrocarriles y Telegrafía Comercial del Siglo Veinte), lo definía de dos maneras, una de ellas listándolo como "mis saludos para usted", al mismo tiempo que en el glosario del mismo manual, aparecía simplemente como "saludos".

En la edición de otros manuales de CW como el “Theodore A. Edison´s Telegraphy Self Taught”, (Autodidáctico de Telegrafía de Theodore A. Edison), se mostraba un retorno a la fórmula del "acepte mis saludos" para el uso del “73”. Sin embargo, hacia el año 1908, una edición posterior del anteriormente citado “Manual Dodge”, nos dejaba ya lo que sería la definición actual de la tan usada expresión numérica: "mis mejores saludos".

Algo en lo que sí coinciden la mayoría de las generaciones de radio-operadores y Radioaficionados que aún utilizan el termino “73” al momento de escribir textos, mensajes, tarjetas QSL, etc., es que este acrónimo no se utiliza en plural, es decir, no va acompañado de la letra “S” ni de otros calificativos, como por ejemplo, los “73s” y “73 Cordiales” que aparecen escritos de esa manera errónea.

Por nuestra parte vale aclarar que el uso del “73” en Cuba se viene interpretando, -y por cierto que muy en la línea familiar con sus últimas definiciones-, como “Saludos, Mis Saludos o Saludos Cordiales”; en definitivas todo ello una expresión de saludos finales o de cierre para cada uno de nuestros comunicados, ya sean en telegrafía o en fonía.

Fuentes consultadas:
CE6RLA Radioclub de la Araucania; publicación del 31 agosto 2018
Página de EA1URO.com (Unión de Radioaficionados de Ourense, Galicia, España; publicación del 11 julio 2021

=======================================
*Luis Enrique Estrada Hernández (CO2BK)
Coordinador Nacional Sistema Informativo FRC
=======================================


Se han publicado 1 comentario

  • (CM2AGZ) Alberto Gabriel Cardenas Zuluetae

    Excelente trabajo, todo esto debe recogerse en libros para la nueva generación