Visto: 349
Comentarios: 2

Ondas al corazón.

En fecha reciente un equipo de jóvenes estudiantes de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central de Villa Clara (UCLV) contactó con Felicia González Santos (CO6FS, Presidenta de la Filial FRC de esa provincia), encuentro que tenía como objetivo la realización y posterior presentación en la citada alta casa de estudios, de un trabajo de clase relacionado con el papel de la mujer cubana en actividades y funciones de dirección.

En el trabajo de clase los estudiantes (futuros periodistas), querían demostrar las fortalezas presentes en el importante y decisivo rol que juega la mujer cubana al enfrentarse y desenvolverse con éxito ate cualquier tarea por más difíciles que éstas hayan sido. Nos pareció importante el tema abordado en lo que se convirtió en una interesante entrevista, en la que se resalta el papel de la mujer Radioaficionada; por ello ponemos este trabajo a disposición der los lectores de FRCuba.
=================================================

ONDAS AL CORAZÓN
==========================
    Por:
    *Amalia B. Rodríguez Castro
    *Ana Lauren Rodríguez Díaz
    *Marla C. Fernández Andrés
    *Heber Castañeda Bauta

 

Estudiantes de la Facultad de Comunicación Social
 Universidad Central de Villa Clara (UCLV)

En los cálidos atardeceres cubanos, entre el sonido de las palmeras que se mueven al compás del viento, la Radioafición en Cuba se erige como un símbolo vivaz de conexiones y emociones profundas. En las ondas de radio se entrelazan historias varias de suma singularidad, lugar donde muchos cubanos se refugian ante la magia de la comunicación sin fronteras.

En los engranajes de estas ondas existen, resaltando sobre las demás, voces suaves y sutiles que armonizan el camino hacia la ansiada información. La mujer cubana, abnegada y capaz, desenvuelve sus potencialidades en aras de sus profundos intereses, humanizando su devoción y materializado su pasión por la Radio.

En conmemoración con una fecha tan importante como el 57 aniversario de la Federación de Radioaficionados de Cuba, se ha seleccionado con primas intenciones a una singular figura que inspira, enaltece y alza la voz de la mujer en un ámbito mayormente relacionado con la participación masculina: Felicia González, abnegada de la radioafición, nos aporta su historia, su visión y sus conocimientos con relación a lo que hoy se conoce como una de las aficiones más importantes de la realidad cubana actual.

Felicia, Presidenta provincial de los Radioaficionados en Villa Clara de solo 57 años, incursionó por vez primera en lo que se convertiría en su mayor pasión a la edad de quince años. Sus 35 años de trayectoria directiva, no únicamente marcados por una pasión desbordante, sino también por méritos indudables que la han posicionado en un sitial de honor, han desembocado en un sinfín de experiencias e historias, relacionadas tanto con sus triunfos como con sus deslices y dificultades.

Sus inicios en la radio afición estuvieron relacionados directamente con su primer amor: Julio Agustín Pérez Martín (CO6JP), su actual esposo, fue quien introdujo a la protagonista de estos escritos en lo que sería una de sus formas de vida. El romance la introdujo en el medio, y la llevó a conocer personas y personalidades que la impulsaron aún más en el camino hacia la Radioafición.

La entrevistada nos cuenta con suma añoranza que, luego de un año de aprendizajes continuos y búsquedas del conocimientos, decidió por fin adentrarse por completo en este mundo, iniciando la preparación para la prueba de comunicaciones que se realizaba en la provincia; la prueba de ingreso a la radio como espectro comunicacional vino acompañada de su primer embarazo, lo que marcó un antes y un después en su vida. El tiempo de su embarazo lo utilizó para ampliar su conocimiento con respecto a la Radioafición, conociendo a más compañeros de este pasatiempo y unificando más su concepción. El interés dio sus frutos con el tiempo y, luego del nacimiento de su primogénita, se presentó finalmente a los exámenes pertinentes, aprobando en su primera convocatoria.
 
Felicia comenzó sus actividades directivas con los radioaficionados teniéndola categoría de CM, en el puesto de Secretaria de Actividades, cargo que ocupó durante 4 años. Sus años de experticia la llevaron a ser presentada para Vicepresidenta Provincial, luego de que el Vicepresidente existente se retirara ante problemas de salud. La confianza que sus compañeros profesaban por ella se hace muy notoria a lo largo de sus narraciones, llenas de emoción y recuerdos intangibles.

Nos narra con lujo de detalles cómo el papel femenino en ese ”hobby” no era muy conocido ni apreciado en el centro del país; por aquella época la mayoría de los radioaficionados eran hombres, y el ambiente mayoritariamente masculino podría haber alejado, o apartado, pero no lo hizo. Su pasión desbordante la acercó aún más a los papeles donde la mujer no estaba tan presente, y la llevó a fomentar la participación femenina y el interés por la Radioafición, llevando el amor por las ondas radioeléctricas a los corazones de muchas mujeres y jóvenes.
 
Comenta la protagonista de esta historia que, debido a la poca presencia de las mujeres en las filas de los Radioaficionados, el personal masculino buscaba su inclusión y su participación, a la vez que intentaban incorporarla a los cargos de importancia. Ella explicó cómo la radioafición era conocida por estar integrada por sectores aledaños a la electrónica y a la masculinidad, o como ella expresa, “al cacharreo”, por lo que el papel de la mujer y su desempeño en este pasatiempo llegaría a ser de suma importancia.

La entrevistada nos revela que hoy día entre ellos hay integrantes de todas las ramas, con todo tipo de intereses, y personas muy distintas, y que su papel central era demostrar estos puntos, mostrar al mundo su diversidad, y no solo eso, sino también integrar todas las partes de su organización en aras de que todos se sintieran realizados y participantes en aquello que les apasiona.

Asegura Felicia que la presencia de la mujer ha beneficiado de gran manera a la Radioafición, un sector donde las habilidades comunicativas de las féminas son más aplicadas a los elementos sociales y a la coordinación, por lo que el aumento de la cantidad de mujeres incorporadas a esta Organización ha traído consigo una mayor integración de jóvenes, y una mayor diversidad de aplicaciones para la Radioafición. Cuenta la directiva que se han abierto sectores especializados en áreas como la investigación, el aumento de los públicos, y que, a través de su objetivo de integrar a todos, se ha logrado aplicar dentro de la Radioafición cubana, elementos tanto artísticos como técnicos, de diversas ciencias.

Al preguntarle sobre los beneficios que le ha traído el papel de la mujer dentro de la comunidad, nos comentó con emoción, que las mujeres han traído consigo un auge en las nuevas técnicas, en la actualización. “La mujer ayuda en la formación de la joven generación con muchísima mayor destreza que los hombres, y mostrando también una mayor afinidad con las personas a las que forma y enseña”, expresa Felicia.

Añade, además, que las mujeres han demostrado su papel incluso en la academia, compartiendo sus conocimientos con los nuevos integrantes y conocedores. Incluso, a través del Frente Femenino con el que contaba la comunidad radioaficionada, se realizaron programas para círculos de interés para la enseñanza primaria y secundaria, así como actividades sociales con el objetivo de promulgar el interés por la Radioafición como medio de interconexión, además de aportar al desarrollo socio-cultural de las nuevas generaciones.

“La Radioafición en Cuba ha sido un ámbito por muchos años envejecido”      -alegó la entrevistada-; y uno de los aspectos que más afecta a la incorporación de nuevos miembros es la carencia de equipos”. Nos contó Felicia que, aunque el Radioaficionado cubano es mayormente un individuo de ingenio que disfruta creando sus propios equipos, en muchos casos no alcanza el cumplimiento de sus objetivos de creación o innovación técnica, ello debido a la ausencia de partes y piezas y demás materiales necesarios, lo cual dificulta la mejoría y desarrollo de los procesos técnicos y de desarrollo a los cuales se enfrenta.
 
Por estos elementos es que se resalta el papel de aquellos intrépidos que con mucho esfuerzo, han logrado mejorar sus equipos y han participado incluso en concursos, tanto a nivel nacional como internacional, donde han ocupado lugares importantes compitiendo con sus similares de otras partes del mundo, quienes sí disponen de todos los recursos para estas lides. Muy meritorio ha sido el trabajo de aquellos colegas nacionales, que aún con las mencionadas carencias, han logrado obtener premios a nivel continental y mundial en diversas categorías y modalidades de competencia, lo cual ha servido de incentivo y de impulso para aquellos que ven imposible o difícil obtener tales resultados.

Para esta mujer abnegada lo imposible no existe; ella solamente considera que hay espacios y momentos difíciles en nuestras vidas que pueden ser superados con esfuerzo y voluntad. Estos conceptos los ejemplificó con el relato de una historia que para ella marcó una parte muy importante de su vida. Cuenta Felicia que en sus años iniciales en la comunidad debutó con una enfermedad donde se le detectó un déficit de minerales en su organismo y atravesó también por una inmunodepresión severa que afectaba su vida en muchos sentidos; y según palabras de su médico de confianza, un mínimo resfriado podría llevarla a gravísimas complicaciones.

Las comunicaciones por radio con sus compañeros sobre su incapacidad de participación en las actividades programadas, derivaron en el interés que mostraron varios colegas en brindarle la ayuda correspondiente a su caso. Un Radioaficionado residente en los Estados Unidos, luego de constatar que el medicamento necesario para la enfermedad no estaba disponible en la nación cubana, comenzó su búsqueda y movilización. Con una sonrisa en su rostro, que reflejaba aires del orgullo propio de sentirse una Radioaficionada, la entrevistada narró todo el proceso de transporte del medicamento desde el estado de Ohio hasta sus manos, en un término de 24 horas. En medio de esta historia, agregó cómo su compatriota no fue el único que acudió a su salvamento. Muchos compañeros colaboraron, a lo largo del recorrido, a que el medicamento llegara a tiempo.

Pero como la emotividad y la honradez de esta mujer no tiene límites, nuestra entrevistada redirigió nuevamente su historia hacia la Radioafición, alegando que su comunidad está centrada también en ayudar al desvalido, en aportar a la sociedad; reconoció que una de las razones que justifican su gran apego por la radio es la calidad humana de las personas que están dentro de este medio. El hecho de participar en todos esos presupuestos es algo mucho más grande que ella misma, y aquí como parte de este colectivo, tengo la gran oportunidad de ayudar y salvar sin esperar recibir nada a cambio.
 
Ante la pregunta de si ha tenido a lo largo de su carrera casos de discriminación por el hecho de ser mujer, Felicia respondió afirmativamente, y contó que le ocurrió en varias ocasiones con individuos que no logran concebir que una mujer ocupe un cargo de dirección. Precisa que es una minoría, pero que sí han existido tropiezos y situaciones en las que ha necesitado hacer un uso excesivo de la comunicación para lograr un estado de compresión y obtener resultados positivos en este aspecto.

Mencionó que estos son esquemas de machismo arraigados que aún existen en la sociedad, mayormente entre los miembros más antiguos y mayores de la comunidad. Felicia señaló como uno de sus mayores tropiezos con respecto a este tema, una situación con una persona con educación y formación militar, al que le fue muy difícil aceptar direcciones y consejos de una mujer, algo que no estaba concebido entre sus ideas y conceptos acerca de este asunto.

Preguntada sobre lo que consideraba como su mayor logro como como Presidenta de la Filial villaclareña y siendo al mismo tiempo una miembro más de las que integran la plantilla de los Radioaficionados de esa provincia, nuestra locuaz entrevistada aseguró que entre sus principales cosechas está el haber logrado el crecimiento de la Organización con la incorporación de muchas mujeres. “Llegamos a tener –dijo- hasta 146 mujeres en nuestra provincia, a diferencia de otros territorios donde no sobrepasan las 50. El hecho de haber demostrado que sí se puede, que la mujer puede, que somos útiles en todos los sectores de ese medio, el haber crecido a la par de tantas mujeres maravillosas, hace que sienta orgullo, porque todo ello nos llevó a hacer muchísimas más cosas en períodos posteriores.”

En los minutos finales de esta entrevista, Felicia González Santos (CO6FS), una mujer que ya acumula una vasta experiencia en las actividades de dirección, invitó a todas aquellas mujeres que estén interesadas en la Radioafición para que se sumen a este bonito, interesante y muy útil pasatiempo. Dijo además, que quienes se integren a este “hobby” encontrarán, entre los más importantes valores implícitos en la Radioafición cubana, el de la ética, aspecto aplicado y muy presente en todas las áreas relacionadas con la disciplina. “La disciplina -concluyó la entrevistada-, es el centro y núcleo de la Radioafición en nuestro país; y promulgar esta cualidad es el mejor consejo que puede expresarle a los que militan y a losque aspiran a integrarse a este medio.

Se han publicado 2 comentarios

  • (CO7YP) Yolexys Rodríguez Parellada

    Magnífico reportaje de alguien que merece se le reconozca su labor como muchas cosas. Cómo directiva,mujer,etc.
    Para esa hermosa pareja mis saludos y respetos. Y por supuesto, enhorabuena por éste artículo dedicado a un ejemplo de dirección femenina en el país. Felicidades amiga.

  • (co7rr) Josué José Marín

    Magnífico trabajo periodístico. Nuestros respetos para estos emblemáticos radioaficionados, ejemplos de todos los buenos valores los cuales como persona y como radioaficionados, debemos tener.