Visto: 395
Comentarios: 0

31 años de “radio-colectividad” en Las Tunas

El 15 de julio de 1989 es una fecha clave en la historia de la radioafición tunera, aunque quizás no por coincidencia, lo es también para la cubana. Ese día, trasmitió inauguralmente la primera Estación Colectiva desde Las Tunas y de esa manera, quedó constituido el Radio Club CO8RCT.

El mismo día, pero en 1966, se había fundado la Federación de Radioaficionados de Cuba (FRC), de ahí que los tuneros por esos días celebramos la creación de nuestra organización y el momento fundacional del club, devenido en la actual Filial de la FRC.

CO8RCT marcó el renacer de nuestro hobby y a partir de allí, el desarrollo de varias generaciones de radioaficionados aún activos, en esta parte del oriente cubano.

Resulta imposible hablar de ese momento sin recordar lo que sin dudas, constituyó embrión de todo aquel movimiento: el Círculo de Radio 805.

Constituido en el año 1969, fue el primer intento por reunir a los pocos radioaficionados que en aquel entonces residían en el territorio. Su presidente fundador fue Benjamín Díaz Díaz (CO8BO) y además lo integraban Mario Fidencio Jiménez (ex CO8HJ, SK), Miguel Bofill (ex CO8AM), Zoilo González Ávila (ex CM8ZG) y un ingeniero de La Habana que por aquel entonces radicaba en Delicias, por cuestiones de trabajo y de quien “El Benja” no recuerda su nombre ni indicativo.

Según CO8BO, reunir a los cinco colegas que como mínimo se necesitaba para la conformación de un ¨Círculo de Radio¨, exigió grandes esfuerzos. Finalmente, Miguel Bofill, quien radicaba en Holguín, se solidarizó y completó la cifra exigida al trasladarse para la casa de su hija, en la entonces Victoria de Las Tunas. El Círculo de Radio 805 desapareció a finales de los 70.

Los años 80 del pasado siglo marcaron otra etapa, ya definitoria, en la historia de la radioafición tunera. Con dos ¨frentes de guerra¨ a favor del crecimiento, uno en Puerto Padre y el otro en la ciudad capital, finalmente, en junio de 1988, se realizó el primer examen para radioaficionados en esta parte de la isla.

Capítulo aparte merece lo ocurrido en la norteña ciudad de Puerto Padre. Llegado allí por razones de trabajo, un holguinero: Alberto Corona (CO8SC), se convirtió en el preparador del grupo de puertopadrenses que luego conformó aquel destacado Radio Club.

Según cuenta Corona, un grupo de conocidos se acercó, al descubrir su condición y le propusieron los preparara. De aquellos iniciadores recuerda a Daniel Pons (CO8PV), Carlos Santanache (ex CO8CS, SK) y Miguel Rosell (ex CO8RI, SK); así como a Mario Chacón (ex CO8CH, SK), José Luis Montero y otros que llegaron luego como Ramón Batista (ex CM8BA, actual WD4X), Rafael Rueda (CO8RV) y Carlos Cedeño (CM8CG).
 
De esa manera, comenzó una especie de ¨Academia¨ donde el impartía reglamento y prácticas operativas, un amigo del consolidado de TV enseñaba electrónica y Miguel Rosell, experimentado radiotelegrafista, impartía las clases de CW.

Sin dudas y a pesar de no ser conocido por tal, CO8SC jugó un papel fundamental en la refundación de la radioafición en Puerto Padre, luego de la desaparición de la última Estación activa desde allí: la CM8ZG. Corona incluso, llegó a representar a Las Tunas en el 3er. Congreso de la Federación de Radioaficionados de Cuba.

De esa manera, a los ya existentes: CO8HJ, CO8BO y CM8AR, se sumó la primera hornada de radioaficionados auténticamente tuneros. En aquel novel grupo dentro del que recordamos indicativos ya desaparecidos como: CO8GA, CO8CH, CO8FV, CO8BC, CO8AK, CO8AU, CO8AO, CO8HT y el recientemente fallecido CO8CS; también estaban otros aún activos como CO8AV, CO8MA, CO8FA, CO8IR y CO8EB.

A principios de 1989, ya la mayoría de los examinados contaban con su indicativo y todo estuvo listo para el siguiente paso, la fundación del Radio Club. Desde semanas antes, el esfuerzo de bisoños y veteranos se multiplicó para dejar listo el pequeño local ubicado a la entrada de la ciudad desde el occidente.

Finalmente, el 15 de julio la Estación Colectiva tunera salió al aire, Benjamín (CO8BO) fue quien realizó el primer contacto con una Estación japonesa, en la banda de 15 metros, según reseña publicada en la edición del 29 de julio del periódico “26”.
 
Luego de aquel sitio primigenio, la sede del Radio Club se trasladó a un local con mejores condiciones, en el Reparto Casa de Piedra y por último, se estableció en la actual ubicación del centro histórico de la ciudad, durante los primeros años de la década de los noventa.

Mencionar a Gilberto Álvarez (CO8GA), como el “mecenas” de la radioafición tunera por aquellos años es sencillamente una obligación moral; desde su cargo como director provincial de comunicaciones, mucho tuvo que ver con aquella época fundacional y con gran parte de lo que vino luego. Sin dudas, los éxitos actuales y futuros son y serán la cosecha de lo plantado por aquellos iniciadores hace ya 31 años.
 
Raúl Verdecie (CO8ZZ)
Coordinador Sistema Informativo FRC
Filial Las Tunas

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.