Visto: 430
Comentarios: 1

Un pilar de la radioafición santiaguera

La modestia es la actitud tendente a moderar y templar las acciones externas; implica contenerse en ciertos límites, de acuerdo con las conveniencias sociales o personales. También es la cualidad de humilde, de falta de vanidad o de engreimiento. Es además una cualidad del carácter de una persona que le hace restar importancia a sus propias virtudes y logros y reconocer sus defectos y errores, la modestia es una gran virtud.

Hoy queremos acercarnos a un colega, que merece muchos elogios por haber tenido una vida llena de avatares y desventuras; con 85 años de edad, de ellos 67 como radioaficionado, siendo el de más tiempo en la Filial santiaguera, nos referimos a Reinaldo Martínez Cala (CO8RC), lleno de anécdotas e historias, muy vinculadas a la radioafición.

"En mi natal Baracoa  -nos narra-  no había mucho futuro, la única entrada que tenía era a través de los barcos que llegaban allí con el objetivo de cargar Coco, Plátano u otras frutas para ser llevadas al resto del país o al extranjero, era muy difícil poder estudiar;  me motivó la telegrafía y me acerco a Nicolás Duquesne, radiotelegrafista de mi pueblo, pero el cobraba  las clase y yo no tenía como pagar, no obstante me dio un Código Morse, se sorprendió cuando al otro día llegue le dije 1Ya me lo aprendí!. Me hizo unas pruebas y al instante me aceptó como su pupilo".

"Mi primer trabajo fue telegrafista, en uno de los barcos de los Babún, dueños de grandes aserríos en la antigua provincia de Oriente. Que recomendado por mi maestro, después de los exámenes pertinentes, me aceptaron, ya que ningún barco podía salir al mar sin un radiotelegrafista a bordo, por orden expresa de la marina".

"A partir de este momento mi vida cambió, comencé a estudiar radio afanosamente y me pude examinar como tal, trabajaba en la banda de radioaficionado sin aún poseer la licencia en 1949 y dos años después, en 1951, recibí el título que legalmente me autorizaba, tenía 18 años. Siendo el telegrafista oficial de la cadena maderera propiedad de la familia Babún, me dan un cuarto en Maderera Babún, ubicado en calle 3 y Carretera del Morro, tenían barcos y patanas, donde transportaban madera de Pino y laurel, desde Uvero y Ocujal, trasladándola en carros hasta su destino, así me instalo de forma definitiva en Santiago de Cuba".

En recorrido por el mar como radiotelegrafista en la patana “Olga” (propiedad de los Babunes) de Ocujal del Turquino a Santiago y a la inversa, para llevar madera al aserrío; que era en aquella época la única forma de acceso con esta zona; te embargaba la tristeza, ver la costa llenas de cementerios, los campesinos bajaban de la Sierra con sus enfermos, buscando socorro en estas embarcaciones que cuando se demoraban o la marea no les permitía llegar a la costa morían, y los enterraban en el lugar (contrasta con la actualidad, llena de consultorios una carretera y todos los beneficios que reciben los pobladores del lugar), esta travesía me permitía escuchar las trasmisiones que se hacían desde el Moncada".

"Hago en el aserrío el comentario que estaba escuchando la comunicación de los soldados, los compañeros un poco que se alarmaron, entonces un muchacho joven llamado Bilbao me pide que yo le entregara las informaciones que recibía. A partir de este momento me ponen en mi cuarto un teléfono privado; en la empresa telefónica había una compañera llamada Rosita Casans, ella era jefa de un departamento en la compañía telefónica en esa época, me pasaba todas las llamadas que entraban al Moncada u otras dependencias del gobierno, eso lo hacía por la línea que ella tenía para chequear el trabajo de todas las pizarras, yo las grababa en mi cuarto, también lo hacía con todas las informaciones que interceptaba por radio y se las entregaba a Bilbao, que después del Triunfo de la Revolución, me confesó que todas las informaciones que yo le entregaba se pasaban a la Dirección del Movimiento 26 de Julio, en Santiago de Cuba ".

Sucede que los Babún estaban, con Dios y con el Diablo, cuando les convino estaban con la Revolución, cuando no les convino se fueron. Permitiendo y apoyando las trasmisiones; en el aserrío, allí se hizo Revolución, la gente no es capaz de imaginar lo que allí se hizo, estando en constante peligro.

“Un día pude escuchar al compañero Celestino Pérez Rodríguez (CO8CP) en el Segundo Frente, a partir de ese momento monitoreaba todo lo que decían y puedo decir que pude descifrar los mensajes que se transmitían, entonces nos conectamos y la información se la pasaba directamente al Segundo Frente con el indicativo CO8SF. De esta manera día tras día se sabía de los movimientos de la tiranía batistiana a través del radioaficionado CO8RC, Reinaldo Martínez Cala, mediante sus trasmisiones en radiotelegrafía, desde la Maderera Babun.

"Personal de la marina vino al aserrío y dijo que yo estaba transmitiendo para el Segundo Frente - nos sigue narrando -que conocían mi forma de transmitir, el problema es que en telegrafía cada uno tiene una forma característica de hacerlo, vinieron en más de una ocasión pero nunca me pudieron coger,  hubo un momento en que yo tenía unos cuantos papeles de las notas que yo le pasaba a Celestino, los tenía en una pequeña mesita, cuando me percato de ello me senté arriba de los papeles, lo revisaron todo, pero yo no me movía de donde estaba sentado.”

"El momento más difícil que yo he tenido en mi vida fue en una ocasión que yo llevaba una planta de radio para embarcar para Moa, ya que nos habían informado que en la Sierra hacían falta equipos, la información la trajo un compañero llamado Enrique López,  en mi oficina tenía un equipo Collins transceptor, lo preparé, lo eché a andar y lo llevaba para la patana, que teníamos en el malecón, para llevarlo para Moa, había un avión que volaba hasta Moa, pero en esos tiempos habían prohibido, que volara hacia ese lugar.

Trasladando el equipo, a la altura de Altamira una perseguidora nos intercepta y nos cogen presos, en la misma se encontraba el famoso asesino Despaigne, conmigo iba un muchacho al cual yo estaba enseñándole telegrafía, se llamaba José Álvarez, nos llevaron para el Moncada, ese muchacho trabajaba con una compañía norteamericana que se encontraba en Moa, yo me pongo de acuerdo con él y le digo -Oye acuérdate que nosotros entramos aquí presos por la misma causa-, le pregunto si estaba de acuerdo y me dijo que sí.

El problema era que yo estaba seguro de que a él alguien iba a buscarlo, porque trabajaba en una empresa poderosa, estuvimos allí un día y una noche, después llegaron al cuartel un cura de Santiago de Cuba, el cónsul norteamericano y la secretaria, se reúnen en una pequeña oficina con el Comandante Chaviano y otros esbirros, mandan a sacar al muchacho y yo salgo detrás de él, un sargento trata de retenerme y le digo yo me encuentro aquí por él y entonces me dejan avanzar, encontrándonos frente a estas personas Chaviano me pregunta que quien era yo, le contesto que soy el telegrafista de los Babun, entonces manifiesta, _Ah sí, (Adelita Babun, era la jefa de la oficina del aserrío), me ha estado llamando; pero imagínese usted, aquí hay tanta gente presa que yo no puedo saber quién es el telegrafista de los Babun. En la puerta hay un soldado con una ametralladora, Chaviano se pone a hablar con el cónsul y el guardia nos dice -¿Que ustedes hacen ahí?-, salimos afuera, pero hay otro soldado sentado que nos dice, -!Oigan que ustedes hacen en la puerta, salgan de ahí!-, cogimos la calle rápidamente, no fue obstáculo el que yo tuviera los pies inflamados, al tener que pasar la noche prácticamente parado, ese fue un momento muy difícil, porque estando en el calabozo sentíamos la voz de una persona a la cual la estaban torturando, gritaba !Yo soy de Dos Palmas, yo soy de Dos Palmas!”.

Reinaldo Martínez Cala (CO8RC) se encuentra registrado en el Segundo Frente "Frank País", en el Museo de las Comunicaciones Rebeldes (Alto del Puyan), como una de las estaciones (1RMM) que se enlazaban con el Segundo Frente y trasmitía mensajes decisivos para el Ejercito Rebelde. Ostenta la Distinción Mario Muñoz Monroy, Aniversario 50 de Radio Rebelde y Aniversario 50 de la FRC. Con 85 años se mantiene activo en la radio.


 

Lic. Alfredo Mesa Hormigó (CO8TVC)
Coordinador Sistema Informativo FRC
Filial Santiago de Cuba

Se han publicado 1 comentario

  • (cl8ij) Isabel Juliá Junco

    Exelente colega, amigo, compañero incondicional y jefe. No sabia en realidad esos detalles de su trayectora a lo largo de sus 85 años, pero en el período que estuvo al frente del taller de Radio móvil me enseñó y guió en mis primeros años de vida laboral, agradecida por su cariño y respeto demostrado hasta día de hoy.