Visto: 116
Comentarios: 0

A propósito de la fundación de la FRC

Una reposición de nuestro colaborador Arnaldo Coro Antich (CO2KK) en ocasión del aniversario 50 de la FRC. Su publicación se enmarca en las actividades en saludo a los 55 años de vida de nuestra organización que celebraremos este 15 de julio.

En este aniversario de nuestra Federación de Radioaficionados de Cuba (FRC) vienen a mi mente varios destacados fundadores de nuestra organización, entre ellos el comandante Eduardo Fernández Rodríguez (CO2BB) y Alfonso Muguercia Surís (CO2AL), ambos entusiastas de la radio, que se destacaron por realizar múltiples tareas en favor de la FRC, prestando siempre ayuda a nuestros asociados de las formas más disímiles.

Eduardo quien subió a la Sierra Maestra para instalar y hacer funcionar la Estación Radio Rebelde, demostró como aun en las condiciones más difíciles, era posible realizar trasmisiones que llegaban con buena señal a todo el país, en los momentos más tensos de la guerra contra la infame dictadura de Fulgencio Batista. Operó Eduardo a la 7RR, en la banda de 20 metros, para poder comunicarse con los revolucionarios que, desde otros países, apoyaban a los rebeldes que combatían en la Sierra.

Tuvo Radio Rebelde dos vitales funciones para el movimiento revolucionario 26 de Julio en armas: Funcionó como un sistema de comunicaciones militares, que llegó a contar con numerosas Estaciones, y fue también el órgano de prensa radial que cada noche, en los 40 metros, el pueblo cubano esperaba en las condiciones más protegidas de una posible detección por las fuerzas represivas de la tiranía. Según nos describió el comandante Eduardo, el trasmisor Collins 32V de 100 watt de potencia fue probado en la sede del Radio Club de Cuba, situada en la calle Lealtad 660, cerca de la Iglesia de Reina. Allí el revolucionario radioaficionado Juan Pastor Foster (CO2WF), entrenó a Eduardo acerca del funcionamiento de aquel equipo “de fábrica”, en nada parecido a los equipos de construcción casera de la época.

Las condiciones de muy alta humedad relativa imperantes en las montañas, significó para los operadores de Radio Rebelde todo un reto que lograron superar.

Para concluir estos recuerdos sobre quien tuve como amigo, colega y compañero, deseo expresarles que Eduardo fue además el pionero de los Modos Digitales en nuestra radioafición, al promover la operación en el Modo Radio Teletipo, un tipo de trasmisión por la cual sentía particular predilección, poniendo a Cuba en el aire por medio de equipos de RTTY, cuando no existían computadoras ni programas para Modos Digitales.

En una próxima entrega, mis recuerdos sobre Alfonso Muguercia Surís, quien tanto contribuyó a la integración de las diferentes organizaciones y asociaciones de radioaficionados que existían en Cuba, las cuales gracias a la capacidad de conciliación de Muguercia y el esfuerzo de otros muchos radioaficionados, finalmente se unieron y consolidaron a partir del 15 de julio de 1966.

Arnaldo Coro Antich (CO2KK)
Colaborador Sistema Informativo FRC

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.