Visto: 205
Comentarios: 0

Homenaje a Panchito

Esta crónica nos  llega al Sistema Informativo de la FRC de alguien que sin ser radioaficionado, se asoma por primera vez a nuestro mundo y lo hizo en ocasión del lanzamiento del libro sobre “Panchito”

Yo no conocí a Panchito en vida, estuve en el cementerio, vestido de negro y amarillo y con mis manos limpié su tumba y con mis labios deposité un beso de cariño y respeto en la mejilla de su viuda; estuve en los actos de lanzamiento del libro “Panchito, un paradigma radial”, tanto en el centro nocturno de Falcón, como en la Gran Biblioteca de Santa Clara, vestido de negro y amarillo y sentí allí tanto honor por Panchito, como si hubiese compartido con él, en la gran obra de su vida; porque cuando vi y sentí el amor, el cariño, el respeto de todos aquellos compañeros de Panchito, las profundas palabras de amor y reconocimiento al compañero, físicamente ausente, que dedicó el presidente de la FRC Nacional, pude sentir la voz del Maestro José Martí: ¡Honrar, Honra! y fue casual tal combinación de colores pero muy significativa, porque hacia abajo estaba el negro, representando el dolor por la colosal pérdida; pero hacia arriba está el amarillo, representando la luz que irradia el futuro floreciente de la Federación de Radioaficionados de Cuba (FRC) con el ejemplo de Panchito.

Y presencié en aquel grupo de radioaficionados y familiares mucha sencillez, mucha nobleza, mucho amor y unidad entre los presentes, un profundo respeto, todos dignos de un ejemplo para nuestra organización, sin que por ningún lado se observara vanidad alguna, ni aires de superioridad de uno sobre los otros, ni manifestaciones de rencor, odio o envidia; vi una familia saludándose, dándose las manos, abrazos y besos.

Qué belleza esa obra, y todos en torno a Panchito, hasta los niños que concurrieron, ese es el ejemplo a seguir en toda la gran familia de radioaficionados de Cuba, juntos y unidos, en torno a todos los que estuvieron y los que están, de todos los que aportan a la organización para que se fortalezca y se desarrolle, con ese espíritu fraternal de solidaridad y amor podemos repetir: Honor al que Honor merece y que todos y cada uno abrace la meta de merecer el honor de parte de sus compañeros y colegas, y reconocer a su vez el honor de los demás.

Gloria al Paradigma radial, Panchito.

Humberto Matos Matos
Fotos: Enrique Romero (CO6VO)

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.