Visto: 348
Comentarios: 3

Lluvia de Estrellas

Este año, 2018, será especialmente interesante para observar la llamada “Lluvia de Estrellas de las Perseidas”, también conocida como las “Lágrimas de San Lorenzo”. Esta lluvia de estrellas recibe su nombre -como se conoce en astronomía- por tener su radiante en la constelación de Perseo, esto es, el punto del que parecen partir los meteoros. No son estrellas las que entran a la atmósfera terrestre, sino partes de los restos de la cola del cometa, conocido como 190P Swift Tuttle.

Ya se inició la posibilidad de contemplar las Perseidas desde el 12 de julio y esto se extenderá  hasta el 23 de agosto, pero los días con mayor actividad serán las madrugadas del 10, 11 y 12 de agosto, y la noche más intensa por excelencia, la del 12 al 13 de agosto.

Si el cielo está despejado de nubes, será posible ver a simple vista la traza luminosa que dejan esos “bólidos”, llamados también “meteoros”.

Según los astrónomos, se espera poder ver entre unos 60-70 meteoros por hora, pero es posible que en algunos momentos de la noche podamos llegar a contemplar de 150 a 200 meteoros por hora, de ahí el nombre de “Lluvia de Estrellas”.

La pregunta de siempre, cuando llega el mes de agosto es:
¿Será un obstáculo este año la Luna?

Este año los observadores aficionados estamos de suerte, pues la Luna del día anterior será nueva, por lo que la noche será oscura e idónea para contemplar un fenómeno astronómico de este calibre; uno de los más esperados del año también por los profesionales de la astronomía.

Y ahora la mejor noticia… Para ver la lluvia de meteoros de las Perseidas no es necesario utilizar ningún dispositivo óptico, se podrán contemplar a simple vista.

¿De dónde proviene esta Lluvia de Estrellas?

Los meteoros de las Perseidas provienen del cometa 190P/Swift Tuttle -de
26 kilómetros de diámetro- que cada 133 años completa un viaje a través del sistema solar interno, dejando tras de sí una estela de polvo y arena.

Cuando la Tierra pasa a través de la “zona de escombros”, las partículas del cometa Swift Tuttle, se ven atraídas por nuestra gravedad y golpean la atmósfera del planeta, desintegrándose y dejando los brillantes destellos de luz que pueden cruzar el cielo a una velocidad de entre 56 y 72 kilómetros por segundo, razón por la cual arden en la atmosfera y se desintegran la mayoría de estos meteoros, y solo unos pocos llegan a impactar la Tierra.

¿Desde dónde puedo contemplarlas?

Pueden verse por todo el firmamento. Lo mejor es mirar hacia el noroeste al comienzo de la noche, abarcando la mayor porción de cielo posible para no perdernos nada del espectáculo.  De hecho, se recomienda dirigir la mirada hacia las zonas más oscuras, en la dirección opuesta a la posición de la Luna, si comenzamos la observación antes de su ocaso.

Este año tendremos unas condiciones excelentes para disfrutar de esta esperada lluvia de meteoros.

Datos curiosos:

El cometa Swift Tuttle pasó cerca del Sol por última vez en 1992. Su próximo acercamiento tendrá lugar en 2125.

El dato más antiguo de esta “lluvia” se remonta al año 36, de la presente era en China, cuando los astrónomos chinos observaron una alta actividad de la lluvia y registraron los datos para las futuras generaciones.

Arnaldo Coro Antich (CO2KK)
Colaborador Sistema Informativo FRC

Se han publicado 3 comentarios

  • (cm3jf) Manuel Jafet Fernández Mederos

    Muy interesante, precisa y oportuna la informacion brindada.
    Muchas gracias

  • (co8sc) Alberto Salvador Corona Garcia

    Gracias por la detallada información al amigo y colega Arnaldo Coro, y al amigo Carrazana por su inmediatez... saludos... CO8SC

    • (co8vmg) Vicente Matamoros García

      Es interesante conocer los fenomenos que ocurren en la naturaleza y sobre todo los que tienen que ver con la Astronomía