Visto: 293
Comentarios: 1

¿Se descubre la causa de los Ciclos Solares?

Una nueva teoría basada en los más recientes conocimientos sobre el comportamiento de los plasmas pudiera explicar la formación de las manchas solares y otros fenómenos magnéticos que ocurren en el Sol.
 
Cada aproximadamente once años, hay un pico en la cantidad de manchas solares en la superficie de esa estrella. Las manchas oscuras en la superficie del Sol aparecen y desaparecen, y nadie ha podido explicar por qué suceden... Hasta ahora.
 
Investigadores de la Universidad de Washington, en los Estados Unidos de América, propusieron un modelo de movimiento de plasma en el Sol que explicaría el ciclo de las manchas solares, así como otros fenómenos en el Astro Rey. Sus hallazgos se acaban de publicar en la prestigiosa revista Physics of Plasmas.
 
"Nuestro modelo es completamente diferente de una imagen normal actual del Sol", dice el primer autor Thomas Jarboe. "Realmente creo que somos las primeras personas que dan a conocer la naturaleza y la fuente de los fenómenos magnéticos solares, tal y cómo funciona el Sol".
 
Los autores del nuevo artículo utilizaron investigaciones previas de energía de fusión para crear su modelo, que se centra en la capa delgada debajo de la superficie solar, que es responsable de una multitud de fenómenos que vemos en la superficie del Sol. Descubrieron que los datos de observación confirman su teoría de cómo funciona el Sol.
 
La capa delgada en cuestión consiste en plasma (que está formado por electrones que flotan libremente) y flujo magnético. Los electrones se mueven a diferentes velocidades en diferentes partes de la estrella, y esa diferencia crea “helicidad magnética”, en particular, giros de magnetismo.
 
"Cada once años, en el Sol crece esta capa hasta que es demasiado grande para ser estable, y luego se desprende", explica Jarboe. Al descartar la capa superior en el espacio, se revela la capa inferior, que se mueve en la dirección opuesta con un campo magnético opuesto.
 
Cuando los circuitos en las capas del subsuelo se mueven a igual velocidad, hay más manchas solares. Cuando las velocidades son diferentes, hay menos manchas solares. Según Jarboe, esto explica el "mínimo de Maunder", un período durante 1645-1715 cuando las manchas solares eran extremadamente raras. "Si los dos hemisferios giran a diferentes velocidades, las manchas solares cerca del ecuador no coincidirán, y todo morirá", dice Jarboe.
 
"Los científicos pensaron que se generó una mancha solar en el 30 por ciento de la profundidad del Sol, y luego surgió en una cuerda retorcida de plasma que sobresale", agrega.
En su modelo, Jarboe y su equipo muestran que las manchas solares están hechas de 'súper-gránulos' que se forman a partir de la capa de plasma sub-superficial. Calculan que esa capa tiene aproximadamente de 150 a 450 kilómetros de espesor.
 
'La mancha solar es algo increíble. No hay nada allí, y de repente, lo ves en un instante '', dice Jarboe.
 
El equipo ha investigado previamente reactores de potencia de fusión, y un tipo en particular que contiene plasma de electrones dentro de una esfera que hace que se organice en patrones, lo que llevó a Jarboe a considerar que lo mismo le está sucediendo al Sol.
 
"Durante 100 años, la gente ha estado investigando esto", dice Jarboe. "Muchas de las características que estamos viendo están por debajo de la resolución de los modelos, por lo que solo podemos encontrarlas en los cálculos".
 
"Mi esperanza es que los científicos vean sus datos bajo una nueva luz, y los investigadores que trabajaron toda su vida para recopilar esos datos, tendrán una nueva herramienta para comprender lo que todo significa", agrega Jarboe, refiriéndose a la nueva teoría presentada en el papel.
 
 
Arnaldo Coro Antich (CO2KK)
Colaborador Sistema Informativo FRC
Diseño gráfico: Oscar Hernández (CM7OHM)

Se han publicado 1 comentario

  • (co2ja) José Angel Amador Fundora

    Entonces hay dos mecanismos: El explicado en esta publicación, y la interacción gravitacional Sol - planetas, que representan grandes concentraciones de masa en lugares geométricos específicos del Sistema Solar, con velocidades angulares diferentes y su interacción mútua, creando efectivamente mareas en el Sol, particularmente mas intensas cuando se alinean los que más influencia ejercen sobre él, entre ellos Júpiter y la Tierra, hecho que ocurre con una periodicidad de casi once años.

    Ahora queda ver como se concatenan estos fenómenos, los que hasta ahora se han comprobado y hecho públicos, y los que puedan continuar apareciendo.

    ¡Que interesante sería que lo que hoy son tendencias y estadísticas con su velo de misterio pueda ser entendido y predicho de manera totalmente determinística!