Visto: 339
Comentarios: 0

Recuento de una labor fecunda

El pasado 20 de febrero, fue publicado en FRCuba, el fallecimiento del colega Reinerio González Alonso (CO6NAT), del Radio Club de Santa Clara, uno de los miembros más queridos por la membresía, pues tenía Reinerio una forma sincera y amena de hacer radio, que le granjearon muchas simpatías.

Sobre la fecunda labor que desarrolló como radioaficionado, tratará este trabajo que de forma póstuma ha realizado el Sistema Informativo de la Filial de la Federación de Radioaficionados de Cuba (FRC) en este territorio.

Reinerio se incorporó a la FRC el 30 de agosto de 2009 y obtuvo su primera licencia en febrero de 2010. Muy pronto fue conocido en toda la Región Central, al participar y colaborar con varias Ruedas y también interactuando de manera directa con muchos colegas. Fue un excelente telegrafista. Por su labor en esa modalidad fue miembro del Grupo de CW de Cuba. En la Rueda Amigos del Centro de la Filial villaclareña era colaborador en la sección de telegrafía y por sus habilidades y su espíritu colaborativo impartió en su casa clases de los puntos y las rayas a varios colegas. También innovó y fabricó llaves telegráficas, que con mucha satisfacción las mostraba a todos.

 Pese a sus limitaciones con la salud, su labor radial fue intensa. En VHF, logró contactar un número importante de municipios de nuestro país y trabajó varias Bandas en HF, donde comunicó con Estaciones de 47 países, incluidos los Estados Unidos de América, nación donde contactó con la mayoría de los Estados de esa Unión, usando tanto la Fonía como la Telegrafía. También participó en varios Concursos y obtuvo Diplomas y Tarjetas QSL Especiales, al trabajar Estaciones activadas desde remotos parajes o para conmemorar importantes fechas.

Utilizaba buenas prácticas que vamos a difundir por las enseñanzas que nos aporta. Era muy ordenado en su Estación. Cuando dejaba de trabajar, desconectaba los equipos de la red, le retiraba las antenas, los protegía del polvo, y si por alguna razón no podía trabajar con ellos, los encendía y les daba calor. Al culminar su faena actualizaba las anotaciones en el libro de guardia y en un mapa de Cuba y en un mapamundi, llevaba el récord de las localidades y municipios que trabajaba, así como los países que contactaba.

Siempre fue muy preocupado por mejorar su Estación y gustosamente recibió el apoyo de varios colegas en la parte técnica. Elaboró varias antenas, entre ellas la Carolina Windom y la TAC y ejecutó importantes pruebas. En ese quehacer nos dejó enseñanzas que bien vale la pena comentar. En la etapa de pruebas registraba los reportes con la intensidad de la señal y los lugares hasta donde ésta viajaba con una u otra antena y de manera alterna utilizando sus dos plantas de radio para establecer comparaciones, evaluar los resultados y tomar las decisiones más sabias, las cuales dejó anotadas.

En los registros de su Estación, no se limitaba solo al formato oficial del Libro de Guardia, todo aquello que fuera relevante en sus comunicados, también lo recogía en notas anexas. Queremos resaltar que debido a sus limitaciones, en muchas actividades de su Radio Club no podía estar presente, sin embargo estaba tan identificado con su organización que solía enviar colaboraciones para ser leídas en estas.

Fue un excelente poeta y ganó importantes Concursos, tanto en Cuba, como en el extranjero. Algunas antologías españolas recogen algunas de sus obras. Tenía facilidad para trabajar el humor y el Semanario Humorístico “Melaito” de Santa Clara, le publicó un total de quince trabajos de esa temática. Dejó importantes libros que aún están inéditos, fundamentalmente de décimas, donde se aprecia su fecunda labor en ese campo. Se alzó con el Primer Premio en el Concurso de Décimas VIII Congreso de la FRC en el 2015 y en más de una ocasión en FRCuba se han publicado obras suyas.

En numerosas Ruedas dejaba su mensaje a través de la espinela y creó la costumbre de enviar sus tarjetas QSL acompañadas de una de sus décimas. De éstas se conservan varias como testimonio de esa manera sui géneris de dirigirse a la familia radial que tanto apreciaba. Para finalizar este merecido homenaje, vamos a disfrutar de la enviada al colega Juan José Rodríguez Trujillo, actual (CO6JJR), el 19 de septiembre de 2011, que vive en la localidad de “La Moza”, en el montañoso municipio de Manicaragua. “Juanqui”, colaboró durante varios años con la Rueda del Café de Crucecitas y actualmente es conductor de cuatro Ruedas en Villa Clara. Veamos la ingeniosa manera con que se dirigió a este distinguido colega.

La Moza tiene su Mozo 

La moza, suave paraje
cerca de la cordillera,
donde una amistad sincera
viste la radio de traje.
Allí toma su equipaje
la señal que no se ve,
pero que erguida y de pie
muestra su rostro sincero,
cuando Juanqui con esmero
llena el éter de café.

Como dejó innumerables obras dedicadas a las fechas patrias más importantes de nuestro país, en próximas ocasiones regresaremos con algunas de ellas, pues es objetivo de la familia radial villaclareña no dejar morir el legado de uno de sus más meritorios hijos.

 

Pablo Antonio Espinosa Alonso (CO6HRS)
Colaborador Sistema Informativo FRC
Filial Villa Clara

 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.